A Coruña 101.90 FM
Santiago de Compostela 101.80 FM
Ourense 100.1 FM
Máx: 25º
Min: 13º
Vigo 91.1 FM
Máx: 21º
Min: 17º
Bergantiños 107.90 FM
Ferrol 101.90 FM
Máx: 22º
Min: 16º
Lugo 107.60 FM
Máx: 22º
Min: 16º
Arzúa-Ulloa 97.70 FM
Porto do Son 107.40 FM
Aspas cambia el destino de España

Aspas cambia el destino de España

08:04, 26/06/2018

Por David Expósito

En una noche complicada para la selección española, decepcionante por el juego y llena de sombras, una genialidad de Iago Aspas dio un importante vuelco a su destino e hizo justicia con el delantero moañés, infrautilizado para los méritos acreditados en los últimos meses. Estaba el partido en el descuento, ganaba Marruecos y España, bloqueada y sin alma, enfilaba un duelo de octavos de final contra Uruguay.

Pero irrumpió el moañés en escena. De puntillas, indetectable para los defensas, marcó uno de esos goles en los que concluyen el genio que es con el pillo de descampado que se juega la merienda en una pachanga. Se adelantó con astucia a los centrales y conectó un taconazo brillante (con su pierna mala) que dejó sin respuesta a Munir. El VAR ratificó la legalidad del tanto lo que sumado al tropiezo de Portugal (que a esa hora encajada el empate frente a Irán) permite a España finalizar como primera de grupo y cruzarse el domingo (16:00 horas) a Rusia en Moscú. Un cambio considerable en el plan de vuelo, que no garantiza nada visto el rendimiento del equipo de Fernando Hierro, pero que supone una esperanza a la que agarrarse de cara al resto del torneo.

Todo nació del hambre, el oportunismo y la calidad del máximo goleador nacional, relegado a disputar hasta ahora un par de cuartos de hora en todo el torneo. Ayer Fernando Hierro echó mano de él cuando vio que no había espacios, ideas ni hambre. España era un muermo absoluto, un cadáver incapaz de doblegar a una selección ya eliminada como Marruecos que incluso llegó a ponerse por delante a diez minutos del final gracias a una de tantas concesiones defensivas de los españoles. Pero entraron Iago Aspas y Rodrigo, sangre y piernas frescas, gente sin el coro mediático de algunos de sus compañeros, y a España se le afiló ligeramente el colmillo. Y en una de las últimas llegadas se produjo un córner sacado con rapidez, un centro de Carvajal y la genialidad de Iago Aspas que se adelantó a los centrales para acertar con la espuela y marcar un gol que no hace historia para la selección (ya estaba clasificada en ese momento) pero clarifica su camino en el torneo al permitirle alcanzar el primer puesto del grupo. Hubo unos minutos de zozobra porque el juez de línea señaló fuera de juego del gallego, pero el VAR le corrigió y dio validez al tanto.

Lo ocurrido ayer en Kaliningrado admite todo tipo de análisis, pero está claro que ninguna puede señalar a Fernando Hierro por exceso de confianza. Con la alineación, la de cabecera con la única novedad de Thiago, el seleccionador lanzó un aviso a sus jugadores. En la víspera pidió que salieran con las luces largas, a ganar el partido sin miramientos. Sólo pareció entenderlo Isco, que se echó a la espalda el equipo y dejó, sobre todo en el primer tiempo, un puñado de exquisiteces, además del gol.

Como ante Portugal e Irán, España asumió el control del balón y del juego. El problema es que, desde el minuto uno del Mundial, siempre hay un cabo suelto en la sala de máquinas española. El penalti de Nacho, la cantada de De Gea, la precipitación de Piqué. Y ayer, a las primeras de cambio, el enredo que armaron ellos solos Iniesta y Sergio Ramos para dejar vía libre a Boutaib hacia la portería que superó con facilidad a De Gea.

Como en el debut mundialista, una noticia mala y una buena para España. Empezaba el partido cuesta arriba, pero con mucho tiempo por delante para arreglarlo. Y rápidamente tomó cartas en el asunto. Ante un rival menos hermético que Irán, el movimiento del balón de los españoles empezó a descubrir agujeros en el área marroquí. Hasta que, en el minuto 19, Iniesta e Isco hicieron una jugada a la altura de su calidad, con el Diego Costa más exquisito como tercer hombre. Iniesta aprovechó la pared de Costa para ganar la línea de fondo y dar el pase de la muerte a un inspirado Isco que no perdonó.

Como España parece empeñada en complicarse la vida, cinco minutos después los defensas volvieron a cometer un error imperdonable. Un saque de banda en el centro del campo se convirtió, por la empanada española, en otra escapada de Boutaib con De Gea como último obstáculo. Esta vez ganó el guardameta, en lo que sería su primera parada del Mundial. Con el susto en el cuerpo y Hierro dando cabezadas junto al banquillo, a la Roja le costó volver a coger el hilo. Poco o ningún juego y la prueba de que hay un puñado de jugadores que juegan por el nombre y no por sus méritos. El momento de forma de Silva, por ejemplo, resulta alarmente. Pero ahí sigue, instalado en esa línea de medias puntas en las que se abusa del toque horizontal hasta lo enfermizo. Sin profundidad, velocidad, remate ni imaginación.

Parecía que lo peor había pasado y que el descanso serviría para refrescar ideas. Pero lo trágico estaba por llegar. Carvajal pareció el enemigo con un pase suicida sobre Piqué al borde del área, que el azulgrana salvó con el brazo y la complicidad del árbitro, que estaba a dos metros. De inmediato, los centrales se tragaron un balón cruzado hacia Boussufa, salvado in-extremis por De Gea. y Cinco minuos después, Amrabat olvidó su vertiente camorrista para tirar de calidad con un disparo teledirigido a la escuadra, con la defensa y el portero en la inopia.

A falta de otra cosa, España se refugió en la posesión. Inocua por la lentitud en el movimiento del balón, salvo en un chispazo de Carvajal cabeceado por Isco y salvado por Saiss bajo el larguero. Del córner llegó un poderoso cabezazo de Piqué que se fue por centímetros. Aunque parecía todo controlado, Hierro movió el banquillo con un doble cambio, que en un primer momento no dio resultado. Al contrario. Un córner mal defendido, para variar, permitió al malaguista En Nesyri marcar el gol de su vida. Quedaban diez minutos y, además de la condición de invicto en dos años, España parecía lejos del liderato del grupo. Pero entonces apareció Iago Aspas. De la nada. Un movimiento, un buen centro. No hizo falta más. Su ingenio hizo el resto. Al mismo tiempo Irán empataba con Portugal y España finalizaba como primera de grupo. Rusia espera el domingo en Moscú. Es obligatorio mejorar la imagen e imprescindible que Hierro rompa algunos de los viejos dogmas de la selección.

Una joven ha muerto esta tarde arrollada por un tren en Vilaboa

Una joven ha muerto esta tarde arrollada por un tren en Vilaboa

21:35, 11/07/2017

Por David Expósito

Una nota de despedida apareció en el coche de la fall...

La Policía investiga la desaparición de Manuel Rodríguez en Coruña

La Policía investiga la desaparición de Manuel Rodríguez en Coruña

08:02, 06/03/2017

Por David Expósito

Se le perdió la pista tras salir de una discoteca La ...

Ferida grave unha moza de 16 anos nun accidente en Lalín

Ferida grave unha moza de 16 anos nun accidente en Lalín

13:22, 14/03/2017

Por David Expósito

A vítima foi trasladada en helicóptero ao Hosp...

Aparece muerto el actor Mateo González en La Marina de A Coruña

Aparece muerto el actor Mateo González en La Marina de A Coruña

20:17, 31/03/2017

Por David Expósito

Los GEAS de la Guardia Civil localizaron esta tarde un cad&a...

Espectacular accidente de un camión de leche en A Golada

Espectacular accidente de un camión de leche en A Golada

13:17, 22/03/2017

Por David Expósito

Un camión ha volcado en la carretera que une Larazao ...

Se comenta

¿Qué se cuece en la red?